La vitamina B3 puede ser la cura para las infecciones resistentes a los antibioticos

 

Autor – Ethan A. Huff

Mientras que la industria farmacéutica está ocupada tratando de fabricar nuevos fármacos para hacer frente a la epidemia de “superbacterias” resistentes a los antibióticos, un estudio reciente publicado en la revista Journal of Clinical Investigation explica como la vitamina B3, también conocida como la nicotinamida (NAM), tomada en altas dosis  es efectiva para resolver infecciones por estafilococos y otras infecciones potencialmente mortales sin la necesidad de medicamentos.

Investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai en California y el Instituto Linus Pauling (LPI) en la Universidad Oregon State (OSU por sus siglas en ingles) han colaborado entre sí para probar los efectos de altas dosis de NAM administrados tanto a ratones vivos y sangre humana infectada con Estafilococo áureo. Lo que encontraron fue que la vitamina B3 aumenta significativamente el número y la eficacia de los neutrófilos o células blancas de la sangre que atacan las infecciones.

Resulta que, cuando se toma en dosis muy superiores a las recomendadas por el gobierno federal, la vitamina B3 es capaz de aumentar significativamente el sistema inmunológico del cuerpo de forma natural hasta el punto en cual muchos patógenos no pueden sobrevivir. Según el estudio, la vitamina B3 es capaz de incrementar la capacidad del sistema inmune 1,000 veces, lo que permite al cuerpo luchar naturalmente Estafilococo áureo resistente a la meticilina y otros agentes patógenos mortales.



“Esto podría darnos una nueva forma de tratar las infecciones por estafilococo que pueden ser mortales”, dijo Adrian Gombart, profesor asociado del Instituto Linus Pauling, sobre los resultados dramáticos. “Es una manera de aprovechar el poder del sistema inmune innato y estimularlo para proporcionar una respuesta inmunitaria más potente y natural”.

Nicotinamida no es sólo eficaz contra Estafilococo. Varios otros patógenos virulentos, incluyendo el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), también parecen responder favorablemente a la capacidad de estimulación inmunológica de la vitamina B3. Al reforzar las defensas naturales del sistema inmunológico, nicotinamida parece facilitar la destrucción y eliminación de una gran cantidad de patógenos mortales y virus.

“La vitamina B3 no sólo es eficaz contra Estafilococo, también ha demostrado eficacia frente a otros patógenos humanos más importantes, tales como K. pneumoniae (Klebsiella pneumoniae) y P. aeruginosa (Pseudomonas aeruginosa), en nuestro ensayo periférico de sangre humana”, escribió los autores en su discusión. “Hemos demostrado que la vitamina B3, como un inhibidor de histona deacetilasa puede mejorar la defensa del huésped y de ese modo promueve la eliminación de bacterias.”

Y a diferencia de los antibióticos, la vitamina B3 no destruye todas las bacterias beneficiosas en el intestino junto con las bacterias dañinas. Así que para la mayoría de la gente, tomar grandes cantidades de vitamina B3  de manera terapéutica es preferible a tomar antibióticos que más tarde pueden promover el crecimiento de Candida albicans y otras levaduras nocivas que resultan en desequilibrios bacterianos dentro del cuerpo.

Fuente Original – www.naturalnews.com

Leave a Reply